Uno de los 111 pueblos mágicos y de los 6 pueblos mágicos del Estado de México, con gran importancia gastronomica e histórica; lugar donde los insurgentes Mexicanos sufrieron su primera derrota durante la guerra de independencia.

Es agradable pasar unos días en un pueblo mágico y más aún en uno que transmite tanta tranquilidad y paz. Es posible que tengas tal vez una imagen mala de este estado pero déjame contarte que tiene lugares hermosos y llenos de magia, uno de ellos es Aculco un lugar ubicado al norte del Estado, a unas 2 horas de la Ciudad de México.


Lugar ideal para pasar un buen fin de semana en pareja, con amigos, familia. Un lugar que te ofrece justo lo necesario para pasarla bien.
Para llegar desde la Ciudad de México deberás Tomar Periférico Norte-Autopista México Querétaro, para seguir por la primer caseta por Tepozotlan, hasta el Km. 115 hasta que mires la Desviación a Aculco.

Sabes que haz llegado por el arco que te recibe con la puertas abiertas, las calles empedradas que te remontan a el pasado, el color blanco de sus paredes tal como el magnífico color de sus quesos, cremas, natas y más.
Un sitio que te invita a caminar en sus calles a visitar su jardín y su iglesia, su gastronomía y su historia.
El jardín un lugar donde podrás descansar, mientras disfrutas de alguna botana, déjate llevar por el canto de las aves y maravillor con las artesanías que los habitantes que crean de manera perfecta cada pieza, escucha las historias que sus pobladores te compartirán y por qué no sube al camión turístico que te llevará a recorrer y escuchar de las leyendas e historias que el pueblito tiene escondidas en sus paredes.
Visita su iglesia donde encontrarás un lugar excepcional para disfrutar, a su vez bajar por el callejón que está del lado derecho de la iglesia el cual te maravillará al mirar los contrastes de las jacarandas rojas y rosas que adornan las paredes blancas, para llegar a un jardín con un gran árbol que da sombra y frescura, un espacio que no le debe nada a su jardín principal.

Una vez que el día a transcurrido es hora de comer algo, una deliciosa opción es visitar el restaurante de el Hotel Jardín  que se encuentra en la planta alta y tiene unas vistas encantadoras, además a que el servicio y la atención son excelentes, la comida deliciosa e impecable, platillos creativos y sofisticados. Si se planea quedarse es una opción perfecta para pasar la noche ya que está frente a el centro.

Otros puntos importantes son:
Santuario del Señor de Nenthé. Lugar donde se venera a el “Señor del Agua”
Casa Hidalgo. Lugar en donde Miguel Hidalgo se albergó.
Parroquia y ex Convento de San Jerónimo.
Balneario Municipal. Ideal para un buen chapuzón en su alberca olímpica.
Presa Ñadó.
Cascadas la Concepción y Tixhiñú.

Es recomendable visitar este bello municipio en temporada baja, a su vez si llegas en auto, buscar un estacionamiento o un lugar cercano a el centro.

¿Que te pareció?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *